¿Cómo elegir un calentador de agua?

En el mercado existen distintos tipos de calentadores de agua y por eso queremos ofrecerte unas pautas para elegir el que mejor se adapta a lo que tú realmente necesitas:

¿Calentador de agua a gas o termo eléctrico?

Los calentadores de gas son instantáneos, es decir, producen agua caliente cuando es necesisaria. Los calentadores eléctricos o “termos eléctricos” calientan agua gracias a una resistencia eléctrica. En un principio, el calentador es más eficiente porque únicamente consume energía cuando es necesario, mientras que el termo, por el contrario, calienta el agua independientemente de que sea necesario. El calentador de gas es más caro y su instalación también.

A tener en cuenta para un calentador a gas:

1. Lo más importante a la hora de seleccionar un calentador de gas es conocer la potencia necesaria. Este dato viene determinado por la cantidad de litros por minuto de agua caliente que es capaz de generar. Por ejemplo, viviendas con un solo baño, o en las que sólo se usa un baño simultanemente aunque tenga 2 ó 3, necesitan un calentador de 11 o 12 litros/minuto. En casos donde se usen dos duchas a la vez, deberíamos optar por uno de 15 litros/minuto.

2. En muchos lugares se permite la instalación de calentadores atmosféricos a pesar del riesgo que supone. Sin embargo, en la Comunidad de Madrid estos calentadores ya están prohibidos y sólo es permitida la instalación de calentadores estancos. Nuestra recomendación es, lógicamente, el calentador estanco ya que es mucho más seguro.

A tener en cuenta para un termo eléctrico

1. El dato que debemos conocer es el del tamaño en litros de nuestro termo eléctrico. Si vives sólo normalmente con un termo de 50 litros será suficiente, 80 litros si sois dos personas, 100 litros para tres, 150 litros para cuatro,…

2. También es importante tener en cuenta el tipo de resistencia. Las más vendidas son la de contacto directo entre la resistencia y el agua, y también las de resistencia envainada donde el contacto no es directo ya que ésta está protegida por una especie de cápsula. La resistencia envainada se recomienda en zonas donde el agua es demasiado dura y así es posible evitar problemas con la cal.

¿Necesitas ayuda?

Ahora que ya tienes las claves para elegir la caldera que necesitas, sólo te falta visitar nuestra tienda online donde encontrarás todo lo que necesitas, incluido un servicio de asesoramiento por si te surge alguna duda.